Prevención



Prevención de adicciones

Prevención: ayudar a que las personas especialmente los jóvenes, desarrollen una estabilidad emocional y unos valores morales que puedan reducir la probabilidad de que deseen hacerse o se hagan daño a sí mismos o a otros al usar indebidamente o abusar de ciertas sustancias.
La prevención es una idea sencilla pero que requiere tiempo y dedicación en la práctica.


PREVENCION PRECOZ

Es la realizada antes que la droga llegue al individuo, mediante:

 

  • Información veraz, con técnicas adecuadas de publicidad, que permita conocer lo que dice la Ley, combinada con una información objetiva sobre los efectos de las drogas.
  • Sensibilizar a la familia para que asuma sus responsabilidades en la formación y educación de sus hijos.
  • Proporcionar información técnica que permita a los profesionales en relación con el problema un conocimiento objetivo sobre las drogas y sus efectos.
  • Campañas educativas sobre prevención de toxicomanías, mediante charlas y material impreso.

 

Información para padres

Como detectar el consumo de drogas

Es posible que si su hijo, un amigo o un familiar está consumiendo drogas se identifiquen algunas de las siguientes señales:

 

  • Señales físicas: - ojos vidriosos, enrojecidos y pupilas dilatadas.
  • está soñoliento con gran frecuencia.
  • tiene constante secreción nasal.
  • le falta apetito.
  • padece sudores.
  • le dan dolores de cabeza a menudo.
  • mareos.
  • nauseas y vómitos.
  • visión borrosa.
  • falta de concentración.
  • disminución en coordinación muscular.
  • insomnio.
  • muestra marcas de pinchazos en los brazos.
  • muestra marcas de quemaduras en las manos.

 

Señales emocionales

 

  • se observa nervioso, inquieto y se irrita con facilidad.
  • muestra depresión o ansiedad.
  • tiene falta de entusiasmo o indiferencia por las cosas que le interesaban.
  • se dan cambios radicales en su carácter y personalidad.

 

Cambios en el patrón de conducta:

 

  • gasta mucho dinero sin que se vea en qué.
  • tiene nuevos amigos o cambia de grupo de amigos.
  • demuestra irresponsabilidad.
  • muestra dejadez en su vestir y aseo personal.
  • se ausenta de la escuela y sus notas bajan.

 

Otros indicadores:

  • sus camisas muestran manchas de sangre en las mangas.
  • se encuentran quemaduras en la cama o en la ropa.
  • se descubre una aguja hipodérmica, un gotero o una cuchara en su cuarto o entre sus pertenencias.
  • se encuentran en su cuarto u otro lugar de la casa pequeños pedacitos de papel de celofán que hayan estado doblados.
  • de la casa comienzan a desaparecer cosas de valor.

 

Para poder identificar si su hijo está utilizando drogas, se deben de tomar en consideración la suma de varias de estas manifestaciones y no expresiones aisladas que puedan tener su origen en otro tipo de problema. Si identificamos que nuestros hijos están experimentando en el uso de drogas, no debemos asumir actitudes irritables, agresivas ni de rechazo.
La actitud debe ser una de diálogo, compresión, confianza y búsqueda de ayuda.

 

OSPETAX informa

CONSEJOS PRACTICOS ANTE UN ADICTO A LAS DROGAS


Aunque cada caso es singular, se ofrecen uno consejos generales:

 

  • No dramatice el hecho, ya que con esa actitud, se corre el riesgo de que el adicto sobre valore se conducta.
  • Procúrese información del afectado por el problema, averiguando el tipo o tipos de drogas que consume, tiempo de consumo, cantidad, modo de administración, etc.
  • Reflexione y tenga conciencia de que algo, generalmente grave, ha sucedido para conducirle a tal uso indebido de drogas, tratando de averiguar el ¿por que?
  • Consulta con el médico, solicitando su consejo, ya que las drogas producen dependencia: psíquica (necesidad o deseo de proseguir el consumo de la misma) ó física (trastornos orgánicos que se producen al abstenerse de consumirla)
  • Oriente al adicto, bajo la dirección del médico o diríjale hacia un Centro de desintoxicación, sobre todo en los casos de consumo de drogas gravemente peligrosas, como los alucinógenos, anfetaminas, opiáceos, etc.
  • Después de la desintoxicación hay que ocuparse de la rehabilitación y reinserción social y laboral del drogadicto.
  • Es una fase clave. No lo olvide.
  • Durante este período de readaptación hay que devolverle la confianza en sí mismo y en los demás, procurarle afecto y dotarle de una preparación que sea medio de seguridad en su vida. Esto, hoy, es posible con métodos y sistemas especializados, dirigidos por profesionales preparados al efecto.
 

 

 


volver